Cómo trabajamos

 

Partimos de la capacidad inherente del ser humano de construir para sí mismo, y para quienes le rodean, una vida de calidad.

 

Por esta razón nuestro enfoque se basa en el aprendizaje y la autoconciencia aquí y ahora. Es decir, en posibilitar un tiempo y un espacio en el que puedas prestarte atención, conocerte en verdad, y mejorar tu capacidad de elegir lo mejor para tu día a día. Descubrir qué posibilidades tienes y cómo poder vivirlas.

 

Como decía Carl Jung "El que mira hacia afuera, sueña. El que mira hacia dentro, despierta" Se trata de conectarte con tu realidad interior y poder mejorar tu realidad exterior.

 

Tres preguntas guían este trabajo, basándose en la exploración y la experiencia personal:

  • ¿Dónde estás?
  • ¿dónde puedes llegar?
  • ¿cuál es el paso siguiente?

 

Todo desarrollo lleva un orden, una coherencia interna, de manera que no aprende a correr el que primero no ha aprendido a andar. Se trata de reconectar con el ritmo que te es propio, y con aquella actitud de exploración, curiosidad y disfrute, que te permita descubrir nuevas posibilidades.

 

El trabajo se desarrolla a través del diálogo o el movimiento, emplenado la Psicología y el Método Feldenkrais®, según lo que estés necesitando.

 

El diálogo:

  • con el profesional (escucha activa, exposición, clarificaciones, movimiento, expresión creativa, con lo verbal y lo no verbal etc.)
  • contigo mismo/a (meditación, introspecciones, tareas personales, respiración, atención, escucha, aceptación, capacidad de elección etc.)
  • con todo lo que te rodea (visualizaciones, actuaciones, relaciones, movimiento, tareas cotidianas, conexión, capacidad de dar respuesta etc.)

El movimiento del cuerpo:

  • concebido desde el punto de vista de la mejora de tu funcionamiento, la eficiencia, la reorganización y la calidad
  • así como la mejor adaptación a los diferentes contextos y circunstancias vitales en las que te toca desenvolverte
  • trabajando con las relaciones y el modo en que todo tu ser colabora para dicha calidad y eficiencia
  • partiendo del modo en que te organizas para realizar el movimiento, tus límites y la posibilidad de flexibilizarlos y encontrar nuevas formas de organizar el movimiento de una mayor calidad

 

Partiendo de la imagen que tienes de ti mismo, de lo que crees que puedes y no puedes hacer, poder explorar nuevas posibilidades. Tomar conciencia de los hábitos y patrones desarrollados a lo largo de tu experiencia vital, y poder flexibilizarlos para que te permitan el acceso a nuevas experiencias, movimientos y habilidades.

 

“Nuestra autoimagen es por necesidad más pequeña que lo que podría ser, pues sólo la constituyen el grupo de células que hemos utilizado efectivamente.”  Moshé Feldenkrais

 

No te lo pierdas

 

 

Regála(te) Tiempo
Regála(te) Tiempo